Es una publicación de Editorial Radio 100 y su edicion digital de noticias Info 100
¿TE ATREVES?
Cuatro trucos para tener sexo oral de otro nivel
Si te gusta dar sexo oral (y recibirlo) prueba estos trucos que harán que tengas orgasmos de otro nivel.
Sexo oral: Técnicas para tener orgasmos de otro nivel.
Puede que el sexo oral no sea cosa de todos los días, pero puede ser estropeado por la rutina. Innovar puede ser lo que necesites para que las relaciones sexuales orales sean más placenteras e incluso tener un orgasmo de otro nivel. Por eso, he aquí algunas técnicas para estimular al máximo el pene, el clítoris, y hasta los testículos con tu boca (y mucho de lo hay dentro de ella).
Lengua por todos lados
La lengua es una de las grandes protagonistas del sexo oral, bien sea que ella o él lo reciba.
Una muy buena manera de salir de la rutina en las relaciones sexuales orales es usar la lengua de formas inesperadas. Pero, hablemos de cómo usarla con ellos.
Puedes sacar tu lengua y lamer toda la zona del pene y los testículos, como si estuvieras lamiendo un helado. Recuerda moverla de arriba hacia abajo, hacia la izquierda y hacia la derecha.
Otro truco es colocar la punta de tu lengua en la punta del pene de tu pareja y dar 'golpecitos' con tu lengua en el glande. Comienza de manera suave y luego puedes ir incrementando la fuerza. Ahora, si ya tienes el pene dentro de tu boca, puedes usar la punta de tu lengua para empujarlo contra el paladar. Luego suelta y vuelve a presionar. ¡Enloquecerá!

Método Kivin
El método kivin es una técnica de sexo oral con la que, según expertos, el 60 por ciento de las mujeres experimentan un orgasmo más rápido e intenso. Incluso, se ha dicho que las mujeres llegan a su clímax en sólo tres minutos con este método. Pero, ¿Cómo hacerlo? La posición sexual es la clave. Annabelle Knight, experta en sexo en Love Honey, explicó a Cosmopolitan: "En lugar de entrar por entre las piernas, el hombre viene por el costado. Necesitan colocar el dedo índice y el pulgar a ambos lados del clítoris para levantarlo y estabilizarlo, y luego, en lugar de lamer la vulva hacia arriba y hacia abajo, se va de lado a lado, directamente a través de la capucha del clítoris". Según la experta, "esto ayuda a estimular un área más amplia del clítoris de lo que normalmente se usan los métodos convencionales". También puedes presionar un dedo en el perineo (el área entre la vagina y el ano) y cuando tu pareja esté cerca del orgasmo, mueve la lengua desde el ángulo lateral hasta la punta del clítoris.

'Teabagging'
El teabagging es una técnica que puede aumentar el placer en el hombre durante el sexo oral. Daniel Saynt, fundador y principal conspirador de The New Society for Wellness, explicó a Men's Health que el teabagging es cuando "un hombre moja sus bolas dentro y fuera de la boca de su pareja". Sí, como si fuesen unas bolsitas de té. Esta, junto con otras formas de sexo oral, puede ser una forma de explorar la perversión. Pero, si a tu pareja no le gusta esta técnica, podrías probar usando la lengua en los testículos. En la misma revista masculina detallan cómo hacerlo: comienza por chupar y lamer el escroto, y si le gusta, entonces puedes proceder a poner una bola en tu boca. Seguidamente, prueba chupar como si fuera una piruleta, o pasar la lengua por el escroto para hacer una doble función de chupar y lamer.

Succionar el clítoris
Las mujeres tienen muchas más probabilidades de tener un orgasmo si su pareja estimula su clítoris, y una manera de hacerlo es con la lengua. Pero, ¿Sabes cómo se hace? Primero, debes saber que el clítoris se encuentra arriba de la abertura vaginal y es una de las zonas erógenas más sensibles de la mujer. Ahora bien, para succionar el clítoris debes estar relajado y sin apuros. Disfruta cada paso. Puedes comenzar estimulando el área alrededor del clítoris antes de ir directo a ese punto. Cuando ya vayas a succionar el clítoris, has lo que aconsejó la experta en intimidad Pallavi Barnwal en la revista Vice: "Trata de imaginar que estás chupando una pajilla o popote y lamiendo una paleta (al mismo tiempo)". Y continúa: “Una sugerencia es poner tus labios en forma de O para crear un vacío, luego succionar uno de los labios vaginales (los pliegues de piel alrededor de la abertura vaginal) con la boca y también jalar suavemente del otro labio con los dientes y la lengua". La experta también recomienda hacer movimientos circulares con la lengua en el clítoris, para emular la sensación de vacío y, al mismo tiempo, aspirar aire.